Carta de Manuel Zelaya al pueblo hondureño desde su exilio en Santo Domingo

Santo Domingo, 6 de diciembre de 2010

Compañeros y Compañeras en Resistencia,

Pueblo Hondureño

Ante la proliferación de versiones que hacen circular diferentes sectores del régimen que Preside Porfirio lobo Sosa que sucedió al Golpe de Estado, sobre la restitución de nuestros derechos democráticos y constitucionales, me veo en la obligación de aclarar lo siguiente:

No existe hasta la fecha ningún tipo de acercamiento o negociación entre el régimen y este servidor. Cualquier cosa que se haga de parte de ellos es estrictamente su propios planes como lo han hecho con la Comicion de la verdad que se organizo unilateralmente sin tomarnos en cuenta .

Normalmente, y durante once meses se han utilizado rumores para llamar la atención y cubrir asuntos de estado serios que afectan al pueblo hondureño; por ahora no tenemos ningún indicio directo de que la situación sea diferente, por lo que llamamos a estar alertas ante los eventos que pudieran suscitarse.

No podemos pronunciarnos sobre cualquier maniobra que pretenda hacerse de espaldas nuestras ; además mantenemos nuestra posición y compromiso firmes por que impere la justicia y cese la impunidad contra las violaciones a los derechos humanos desde el golpe de estado .

No existe ningún grupo autorizado por este servidor para hacer ninguna negociación en mi nombre. En caso de darse tal situación, el pueblo permanecerá debidamente informado al respecto.

Rechazamos tajantemente el manejo especulativo de la crisis y hacemos un llamado a Estados Unidos para que en esta ocasión actúe sin ambigüedad, ya que ellos con su conducta han contribuido a complicar todo esta tragedia, que ya ha costado muchas vidas, ha dejado tantos huérfanos y ha provocado tanto dolor en la resistencia y el pueblo Hondureño .

Resistimos y Venceremos

José Manuel Zelaya

Coordinador General

Frente Nacional de Resistencia Popular

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

  • "Si sientes el dolor de los demás como tu dolor, si la injusticia en el cuerpo del oprimido fuere la injusticia que hiere tu propia piel, si la lágrima que cae del rostro desesperado fuere la lágrima que también tú derramas, si el sueño de los desheredados de esta sociedad cruel y sin piedad fuere tu sueño de una tierra prometida, entonces serás un revolucionario, habrás vivido la solidaridad esencial".
  • "Paz en todos los hogares. Paz en la tierra, en los cielos, bajo el mar, sobre los mares." Rafael Alberti.
A %d blogueros les gusta esto: