Miembros historicos del CMP. Paul Robeson

Paul Robeson nació en Princeton en 1898, hijo de esclavos libertos, el desmesurado interés de su padre, un pastor baptista, por la cultura como forma de liberación le permitió recibir desde pequeño una esmerada educación.

Robeson consiguió llegar a la Universidad, cuando pocos afroamericanos podían hacerlo, merced a una beca deportiva, consiguiendo completar la licenciatura de Derecho en la prestigiosa Universidad de Columbia.  Solo la segregación racial imperante en EEUU le impidió llegar a ejercer la abogacía, al no encontrar despacho alguno que quisiera contratar a un abogado negro. Cuentan que Robeson abandono el derecho tras la negativa de una mecanógrafa blanca de escribir al dictado de un joven abogado negro.

Paralelamente a sus estudios, Paul Robeson cultivaba varias aficiones de manera sobresaliente, el football americano, el teatro y la música.

Como jugador de football americano, llegó a ser uno de los tres primeros afroamericanos en jugar en la NFL (la liga de football profesional estadounidense), tras una brillante carrera durante su etapa universitaria. Sería posteriormente entrenador asistente en la Universidad Lincoln de Pensilvania. En 1995, 19 años después de su muerte, sus meritos deportivos fueron reconocidos siendo incluido en el Hall of Fame de la NCAA (liga de football universitario). Tambien jugó al baloncesto y al beisbol durante su periplo universitario. Cuentan que los equipos contrarios se negaban a jugar contra los equipos de Robeson, al haber en estos jugadores afroamericanos.

Pero sus mayores reconocimientos y logros los conseguiría como actor y cantante. En 1922 estrenaba en Londres su primera obra de teatro. Tras recibir buenas críticas al regresar  a casa se enroló en la compañía de actores Provincetown Players. En 1924 estrenó en New York, “El Emperador Jones” recibiendo el espaldarazo de crítica y público. Paralelamente, comenzó a actuar como barítono en diversos musicales, como Show Boat donde popularizo la canción Ol´Man River, quizá su interpretación más famosa.

En 1925 se estrena en la gran pantalla “Body and Soul”, su primera película, de la mano del director independiente Oscar Micheaux. Robeson participaría en otras 12 películas hasta 1942, momento en los que empezó a ser perseguido por el mccartismo. Las películas de Robeson y de Micheaux destacaron por mostrar la vida y pesares del afroamericano, y fueron en buena medida un gran aporte en la lucha cultural de los negros norteamericanos para conseguir los derechos civiles y el fin de la segregación racial.

Durante esta época, Robeson fue uno de los principales actores y cantantes de EEUU, recibiendo un gran reconocimiento y ostentando un elevado caché.

La posibilidad viajar al extranjero le permitió conocer otras culturas y otras situaciones sociales. En 1925 en Londres dirá: “el carácter esencial de una nación no está determinado por las clases altas, sino por el pueblo, y que los pueblos de todas las naciones son hermanos en la gran familia de la Humanidad” con ello quedaba marcado su compromiso político con los pueblos del mundo y especialmente con aquellos que sufrían la explotación y la discriminación racial.

En la década de 1930, Paul Robeson se imbuye del ambiente antifascista de los círculos obreros e intelectuales europeos. Visita por primera vez la Unión Soviética donde dijo ser tratado por primera vez como una persona completa, sin ningún tipo de prejuicio racial. Igualmente encontró un paralelismo entre afroamericanos y rusos, marcados ambos por el flagelo de la servidumbre y la esclavitud respectivamente.

Cantó blues, canciones contra la explotación y la esclavitud, himnos de los presidiarios, de los remeros del Volga, de los maquis, de las Brigadas Internacionales de la Guerra Civil Española, marchas rusas de los obreros y fragmentos del Porgy and Bess de George Gershwin, y su pieza emblemática Ol´Man River. Cantó el poema al dirigente sindical asesinado Joe Hill “I dream i saw Joe Hill last night”, canción más tarde hecha famosa por Joan Baez. También tradujo el Himno de la Unión Soviética al inglés en 1943.

Paul Robertson durante un meeting de apoyo a la Republica Española. Detroit, USA 1936

Fue un ferviente intelectual antifascista, hasta tal punto que llego a participar en el Batallón Lincoln (compuesto principalmente por comunistas estadounidenses y afroamericanos) dentro de las Brigadas Internacionales que acudieron al auxilio de la España Republicana. En un mitin contra el levantamiento franquista en 1936, Robeson dijo: “El artista debe tomar partido. Debe elegir luchar por la libertad o por la esclavitud. Yo he elegido. No tenía otra alternativa.”

Fue amigo del gran cineasta soviético Sergei Einsenstein y del dirigente keniano Jomo Kenyatta, así como de otros líderes mundiales de la época, del presidente indio Nehru y de la anarquista Emma Goldman. Como artista y como figura pública, fue aclamado por escritores y pensadores como Neruda, Joyce o Hemingway y por científicos como Albert Einstein, del que fue amigo personal.

Su lucha por la paz y los derechos humanos acabo constándole caro. Perseguido por el senador McCarthy vio como a finales de la década de los cuarenta, en plena caza de brujas, se cancelaban sus conciertos y contratos de sospechosa manera. Acabo siendo juzgado por el Comité de Actividades Antiamericanas. Cuando le preguntaron que por qué no se quedaba en la Unión Soviética, contestó: “Porque mi padre era un esclavo, y mi gente murió para construir este país, y voy a permanecer aquí y a tener una parte de él, exactamente igual que usted, y ningún fascista importado me sacará de él.”

Como no podía ser de otra manera, el citado comité acabo encontrándolo culpable, como a miles de norteamericanos progresistas durante aquella oscura época en la que los planificadores del imperialismo norteamericano soñaban con perpetrar un ataque nuclear en suelo soviético.

Igualmente, vio como le era retirado su pasaporte por sus actividades políticas.

También fue víctima de la represión del Ku Klux Klan, que atacó varios de sus conciertos con la anuencia de la policía. Voy a cantar donde quiera que la gente quiera que cante… y no me asustan las cruces que arden ni en Peekskill ni en cualquier otro lugar, fue la valiente respuesta de Robeson.

La campaña auspiciada por el propio McCarthy lo obligó a exiliarse a Europa, aunque nunca renunció al derecho de vivir y luchar en EEUU. Su propio hijo tuvo que estudiar en una universidad soviética,  para que éste no padeciera los prejuicios políticos y racistas estadounidenses.

En 1949 participaría en Paris en el primer Congreso Mundial por la Paz, integrando la delegación norteamericana. De aquella conferencia nacería el Consejo Mundial por la Paz.

En 1952 recibirá el Premio Lenin de la Paz.

Diversas fuentes señalan que al menos sufrió dos intentos de asesinato, el primero en 1947 al reventar un neumático manipulado de su automóvil, causando un grave accidente de tráfico, el segundo en 1961 en Moscú donde según su hijo fue envenenado con un alucinógeno sintético para evitar un viaje de apoyo a la Cuba revolucionaria. Se vinculan ambos atentados con FBI y CIA respectivamente.

Como tantos otros afroamericanos progresistas fue objeto del olvido y el silencio primero, y de la desnaturalización de sus ideas después, para presentarlo con una faz amable de cara a la sociedad bien pensante norteamericana. Igual destino sufren en la actualidad Malcolm X o Marthin Luther King Jr.

Paul Robeson es el ejemplo del hijo de familia humilde que consiguió triunfar y no olvido sus raíces. Fue precursor en la lucha por los derechos civiles de los afroamericanos dejando el camino marcado a la generación que encabezaría el reverendo Luther King Jr. Pregonó la hermandad de los pueblos trabajadores por encima de las cuestiones raciales, defendió consecuentemente la causa de la paz y se posicionó firmemente contra el fascismo. Acercó la cultura a las clases populares y elevó el nivel de la cultura popular con sus aportaciones.

Paul Robeson dedicó lo mejor de sí a la lucha por un mundo mejor, y vio que ese mundo mejor está diametralmente opuesto al guerrerismo y la explotación que van unidas al imperialismo y al capitalismo. Pago cara su osadía, víctima de una feroz campaña de descredito, represión y olvido murió en 1976 sin ver como el país que no quiso abandonar reconocía sus meritos deportivos, culturales y políticos.

Para todos aquellos/as que quieran saber más sobre la obra artística de este gran hombre del S. XX les dejamos algunas referencias.
http://www.youtube.com/watch?v=n8Kxq9uFDes <— Joe Hill (poema al dirigente sindical asesinado Joe Hill)

http://www.youtube.com/watch?v=eh9WayN7R-s&feature=related <— Ol´Man River (espiritual afroamericano sobre la libertad)
http://www.youtube.com/watch?v=KfsWoNpHg2s <—Cancion de los remeros del Volga

http://www.youtube.com/watch?v=jzPShrawxLc&feature=PlayList&p=31B4EDEB3C68FCDA&playnext_from=PL&playnext=1&index=44 (el levantamiento del guetto de varsovia)

http://www.youtube.com/watch?v=-he450y2_-E <—- Let Robeson Sing (Dejad que Robeson Cante) cancion homenaje del grupo ingles  Manic Street Preachers

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

  • "Si sientes el dolor de los demás como tu dolor, si la injusticia en el cuerpo del oprimido fuere la injusticia que hiere tu propia piel, si la lágrima que cae del rostro desesperado fuere la lágrima que también tú derramas, si el sueño de los desheredados de esta sociedad cruel y sin piedad fuere tu sueño de una tierra prometida, entonces serás un revolucionario, habrás vivido la solidaridad esencial".
  • "Paz en todos los hogares. Paz en la tierra, en los cielos, bajo el mar, sobre los mares." Rafael Alberti.
A %d blogueros les gusta esto: