INDEPENDENCIA Y SOBERANIA Vs “ AUTONOMÍA PARA EL SAHARA” . UNA CRÍTICA POLITICA AL EDITORIAL DEL ABC DEL 26 DE MARZO DE 2010 DE D. JAVIER RUPEREZ.

El editorial de la edición de ABC del 26 de marzo titulado “Autonomía para el Sahara” y firmado por el diplomático de carrera y uno de los más destacados ideólogos de la política exterior del Partido Popular, D. Javier Rupérez, deja poco margen a las interpretaciones.

El ex representante de España ante las Naciones Unidas durante el Gobierno Aznar descarga toda una batería de alegatos contra las legítimas aspiraciones del pueblo saharaui, atacando, precisamente, la línea de flotación de la resolución pacífica del conflicto saharaui – marroquí, el desarrollo del referéndum de autodeterminación.

“… En el momento de la verdad las contrapuestas exigencias han desembocado en una imposibilidad: no hay manera de celebrar un referéndum.”

Tajante se muestra el también ex embajador de España en EEUU en estas declaraciones, muy acordes con la doctrina diplomática de las ultimas administraciones norteamericanas que desde la aparición del Plan Baker vienen planteando un cambio de rumbo en la línea de resolución del conflicto auspiciada por Naciones Unidas.La “manida y farisaica” interpretación de que el referéndum se encuentra en un callejón sin salida provocado por ambas partes no es más que una falacia.

El Frente Polisario y el Gobierno de la RASD han dado muestras, más que sobradas, de voluntad política para asentar las bases del Referéndum sobre unos pilares equitativos y justos, que garanticen la efectiva solución a la no descolonización del Sahara occidental. Muy al contrario del reino Alauita, que ha torpedeado, conscientemente, la realización del mismo planteando reparos de todo tipo, en una clara voluntad de extender el conflicto hasta convertirlo en irresoluble.

“… Esa sigue siendo mi convicción ahora mismo, meses después de que el Secretario General de la ONU haya nombrado a un nuevo representante especial para ocuparse del tema, de que el Comité de Descolonización de la ONU escuchara por enésima vez las múltiples opiniones de los peticionarios y de que el Consejo de Seguridad decidiera, también por enésima vez, prorrogar la presencia de la Misión de la ONU en el territorio.”

La presencia de la MINURSO como garante de los Acuerdos de Alto el Fuego en la zona tampoco se escapa de la crítica torticera de este diplomático. Solo conociendo la obra intelectual del Sr. Rupérez se puede comprender, y analizar en profundidad, las verdaderas connotaciones que encierran estas palabras. En su obra “EL ESPEJISMO MULTILATERAL” (1) muestra con claridad meridiana la opinión que tiene sobre Naciones Unidas. La ONU, Según Rupérez,

“es una asociación de Estados más que un Gobierno mundial, cuya eficacia depende de que los miembros permanentes del Consejo de Seguridad se pongan de acuerdo con lo que «en el mejor de los casos no es más que un sueño bienintencionado, y en el peor una manera de practicar el antinorteamericanismo sin nada que decir. “

Encuadrándose en esta dialéctica negacionista del papel de Naciones Unidas como organismo legitimado para dirimir los conflictos entre los distintos Estados, Rupérez, se sitúa de lado de la doctrina Norteamericana denominada en foros académicos como “El Nuevo Siglo Americano” (2). que constituye todo un alegato a la aceptación de las potestad de Naciones Unidas solo cuando se crea conveniente, ya que “ha dejado de estar legitimada como Organización supranacional competente en la resolución de conflictos”. Esta doctrina, terrible y proclive al guerrerismo, el Señor Rupérez la aplica sin ambages en su concepción respecto al Sahara Occidental, ¿Por qué seguir “por enésima vez” destinando tiempo y recursos de Naciones Unidas en conseguir una solución pacifica del conflicto cuando podemos aceptar la soberanía marroquí bajo el establecimiento de una Autonomía limitada del Sahara occidental? Más cuando la capacidad de Naciones Unidas en este campo se ha demostrado del todo ineficaz [NdA], parece extraerse de sus palabras.

“…Argelia debe ser invitada a ocupar un puesto preeminente en la conversación, abandonando la ficción de que los polisarios tienen la última palabra sobre las mismas. La República Árabe Saharaui Democrática existe porque así lo quiere y financia y anima Argel. La negociación sobre el Sahara, que naturalmente debe tener en cuenta las necesidades y derechos de la población saharaui, debe resolverse entre Rabat y Argel, cara a cara, sin intermediarios.”

“..Pero en la emoción que tales cuestiones despiertan se olvida con facilidad la responsabilidad de los dirigentes de la RASD, que ocupan sus puestos ininterrumpidamente desde hace más de treinta años, en aportar soluciones al conflicto. En 1996 yo me preguntaba: « ¿Son los habitantes de los campos de Tinduf actores independientes de su propia historia o más bien rehenes y víctimas de la obcecación de unos pocos? ¿Hasta cuándo los sufrimientos, la marginación, el sombrío utillaje de los desheredados de la Tierra?».”

La relativización del Gobierno de la República Árabe Saharaui Democrática resultaría “chistosa” de tratarse de otro Autor, pero el reconocimiento diplomático, trayectoria en Naciones Unidas y filiación política del Sr. Rupérez sitúan estas declaraciones en el rango de “extraordinariamente graves”, a nuestro entender. Que el Gobierno de la RASD cumple con todos los preceptos conforme al Derecho Internacional para ser considerado un Estado de Pleno derecho es algo que nadie se atreve a cuestionar; sin embargo plantear el entreguismo de la RASD a los intereses estratégicos de Argelia en la zona es, a todas luces, parcelar la realidad en que sobrevive el pueblo saharaui en los campamentos de refugiados de Tindouf. A los que, para más inri, se les presupone un estado de “cautiverio” forzado por una supuesta elite dominante. Quizás el señor Rupérez debería viajar a los campamentos y comprobar in situ lo inexacto de sus afirmaciones. El Consejo Español en Defensa de la Solidaridad y la Paz ha remitido al Sr. Rupérez una comunicación en la que mostramos nuestra disconformidad con sus afirmaciones realizadas en el editorial de ABC y le conminamos a desarrollar una mesa redonda publica donde, con todas las partes en conflicto, exponga sus puntos de vista y puedan ser rebatidos en un marco abierto de dialogo. De momento no hemos obtenido respuesta.

Nos quedamos, eso si, con las ultimas palabras del dirigente del Partido Popular. “…Corresponde a nuestra política exterior, y ningún terreno más apropiado para un vigoroso consenso nacional, explicar que no se trata de concesiones graciosas, sino de un ejercicio de responsabilidad necesitado de una estricta correspondencia en el marco de la vecindad y de sus obligaciones.”

Por una vez podemos estar de acuerdo, en la forma no en el fondo, con el Sr. Rupérez. Corresponde a nuestra política exterior en un ejercicio de responsabilidad histórica cumplir con las obligaciones de España para con el definitivo proceso de descolonización del Pueblo Saharaui.

CONSEJO ESPAÑOL EN DEFENSA DE LA SOLIDARIDAD Y LA PAZ

(1).- “El espejismo multilateral”. Editorial Almozara

(2).- Extraído de “Una nación conservadora. El poder de la derecha en Estados Unidos”. John Micklethwait y Adrian Wooldridge. Editorial DEBATE

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

  • "Si sientes el dolor de los demás como tu dolor, si la injusticia en el cuerpo del oprimido fuere la injusticia que hiere tu propia piel, si la lágrima que cae del rostro desesperado fuere la lágrima que también tú derramas, si el sueño de los desheredados de esta sociedad cruel y sin piedad fuere tu sueño de una tierra prometida, entonces serás un revolucionario, habrás vivido la solidaridad esencial".
  • "Paz en todos los hogares. Paz en la tierra, en los cielos, bajo el mar, sobre los mares." Rafael Alberti.
A %d blogueros les gusta esto: