Frente a la piratería británica. Comunicado Publico del Movimiento por la Paz, la Soberanía y la Solidaridad entre los Pueblos ( Argentina)

En defensa de nuestra soberanía y los bienes naturales del pueblo argentino . Por la paz y la descolonización de los archipiélagos  usurpados en el Atlántico Sur

El Movimiento por la Paz, la Soberanía y la Solidaridad entre los Pueblos (Mopassol) condena enérgicamente el nuevo acto de usurpación cometido por Gran Bretaña en nuestras Malvinas y llama a las fuerzas populares a pronunciarse activamente en defensa de nuestra soberanía y de los recursos naturales que pertenecen al pueblo argentino.

Al negociar con grandes empresas extranjeras la concesión de licencias de exploración de petróleo en un territorio actualmente en disputa de soberanía –como lo viene haciendo también respecto a la pesca-  la Corona Británica realiza una acción ilegal y flagrantemente violatoria de las resoluciones de las Naciones Unidas sobre los archipiélagos y los mares del Atlántico Sur. Esas resoluciones instan a ambas partes a entablar negociaciones para resolver la disputa poniendo fin a una ocupación colonial que persiste desde el siglo XIX, y, mientras tanto abstenerse de cualquier acción unilateral que agudice el conflicto.

Pero Inglaterra se niega sistemáticamente a cumplir este mandato de la comunidad internacional y continúa realizando acciones francamente agresivas de las cuales una de las más graves es la construcción, en la Isla Soledad, de la base aeronaval de Mount Pleasant, una gran fortaleza militar con más de 2000 efectivos permanentes, a cuyo mantenimiento la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) dedica el 7 por ciento de su presupuesto global. Semejante inversión, por parte de la organización militar que bajo el mando de Estados Unidos, encabeza desde hace 60 años las aventuras bélicas contra los pueblos de la Tierra, deja bien a las claras para qué sirve la fortaleza Malvinas, no para defender a los 2.500 kelpers  que pueblan las Islas, sino para custodiar los planes imperialistas de dominio del mundo y seguir saqueando a nuestros pueblos.

En estas circunstancias el Mopassol  reafirma su convicción –expresada en numerosos documentos de los últimos 30 años- de que es necesario seguir luchando por el desmantelamiento de la Fortaleza Malvinas y la abolición de todas las bases militares extranjeras instaladas en la región; exigir el cumplimiento de las resoluciones de la ONU que  tienden a hacer del Atlántico Sur una zona de paz y cooperación; y apoyar las negociaciones pacíficas encaminadas a resolver el conflicto.

Coincidimos asimismo en  la importancia de que las autoridades argentinas  persistan e intensifiquen una verdadera ofensiva diplomática para promover el apoyo de los países de Unasur, del  ALBA, del Movimiento de Países No Alineados, de la Asamblea General de la ONU y en general  el pronunciamiento favorable en todos los foros internacionales donde sea posible plantear nuestros reclamos. Al respecto, es particularmente alentador el apoyo expresado por los 32 países del Grupo Río en la reciente Cumbre de Cancún donde, además, se acordó constituir un espacio de integración latinoamericano y caribeño sin la participación de Estados Unidos y Canadá.

En la lucha por la paz en la región, en defensa de la soberanía nacional y de nuestros bienes naturales, para lograr la descolonización de nuestras Malvinas y los otros archipiélagos usurpados en el Atlántico Sur, entendemos que es vital que las organizaciones populares nos pronunciemos en ese sentido, condenando enérgicamente los atropellos de la Corona Británica y los planes agresivos de la OTAN, así como la presencia de la IV Flota de Guerra de los Estados Unidos en nuestros mares.

Mesa Directiva – Mopassol

Buenos Aires, Argentina, 25 de febrero de 2010

www.mopassol.com.ar

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

  • "Si sientes el dolor de los demás como tu dolor, si la injusticia en el cuerpo del oprimido fuere la injusticia que hiere tu propia piel, si la lágrima que cae del rostro desesperado fuere la lágrima que también tú derramas, si el sueño de los desheredados de esta sociedad cruel y sin piedad fuere tu sueño de una tierra prometida, entonces serás un revolucionario, habrás vivido la solidaridad esencial".
  • "Paz en todos los hogares. Paz en la tierra, en los cielos, bajo el mar, sobre los mares." Rafael Alberti.
A %d blogueros les gusta esto: