Se cumple el 49 aniversario del asesinato de Patricio Lumumba.

El pasado mes de enero se cumplió el 49 aniversario de la muerte del revolucionario congoleño Patricio Lumumba, asesinado tras proclamar la independencia del antiguo Congo Belga (Republica Democrática del Congo) en un complot urdido por los colonialistas belgas con apoyo de los servicios secretos británicos y norteamericanos bajo el paraguas de Naciones Unidas.

Lumumba simbolizó la lucha contra el colonialismo desde una postura antimperialista consecuente, abogando por cortar los lazos con las antiguas metrópolis coloniales, apostando por el desarrollo local y la cooperación con los países del campo socialista.

Fue sucedido por la temible dictadura de Mobutu, agente del imperialismo en África, aliado incondicional de los imperialistas franceses, belgas, británicos y norteamericanos. Mobutu ancló al Congo en la pobreza, supeditando su economía a los intereses extranjeros, consolidándose en el país una economía de corte neocolonial, además estrechó lazos con la racista Rodhesia y la Sudáfrica del Apartheid. La muerte de Lumumba supuso un shock en todo el África negra, generando un gran movimiento de solidaridad en el resto del mundo, dando a lugar a la revolución de los simbas, un potente movimiento guerrillero de corte campesino que mantuvo en jaque a la dictadura de Mobutu y que atrajo la atención del mismo Ernesto Che Guevara, que participó en uno de estos grupos guerrilleros durante un año.

Solo la intervención de mercenarios belgas, sudafricanos y norteamericanos consiguió frenar las ansias de justicia del pueblo congoleño.

Hoy en día, el Congo sigue siendo lugar de conflictos relacionados con la explotación de minerales, que como el Coltan, son indispensables para la tecnología de última generación. El espíritu de Lumumba sigue vivo hoy reclamando independencia, soberanía y justicia para los pueblos del tercer mundo, hechos que hoy, como entonces, son incompatibles con el imperialismo.

Angel Sanchez.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

  • "Si sientes el dolor de los demás como tu dolor, si la injusticia en el cuerpo del oprimido fuere la injusticia que hiere tu propia piel, si la lágrima que cae del rostro desesperado fuere la lágrima que también tú derramas, si el sueño de los desheredados de esta sociedad cruel y sin piedad fuere tu sueño de una tierra prometida, entonces serás un revolucionario, habrás vivido la solidaridad esencial".
  • "Paz en todos los hogares. Paz en la tierra, en los cielos, bajo el mar, sobre los mares." Rafael Alberti.
A %d blogueros les gusta esto: