Suspender las bases militares en Colombia y cerrar la cárcel de Guantánamo debería ser la actitud de un Nobel de la Paz

El Consejo Español en defensa de la Solidaridad y la Paz reproduce esta declaración de la senadora Pilar Cordoba acerca de la concesión del Nobel de la Paz a Obama.
La senadora colombiana Piedad Córdoba dijo este viernes que espera que, tras haber recibido el Premio Nobel de la Paz, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, rechace definitivamente el acuerdo para la instalación de siete bases militares de su país en territorio colombiano y se preguntó cuándo es que se cerrará la cárcel que Washington mantiene ilegalmente en Guantánamo, Cuba.

“Es muy importante decirle al presidente Obama que con este premio nosotros aspiramos que definitivamente se rechacen las bases militares que se piensan definitivamente colocar en este país (Colombia), en Panamá”, dijo la legisladora y añadió que la presencia militar estadounidense sólo contribuirá a la regionalización del conflicto colombiano.

“La pregunta que nosotros nos estamos haciendo permanentemente es que cuándo se cierra de manera definitiva la cárcel de Guantánamo”, agregó Córdoba quien también manifestó la preocupación que tienen muchos gobiernos de Latinoamérica y el mundo sobre el bloqueo al pueblo cubano, el cual consideró “abiertamente injusto” y que tiene que ver con la obligación que “algunos creen que tienen de imponer sus políticas a otros pueblos del mundo”.

En entrevista exclusiva con teleSUR, Córdoba opinó que al otorgar este premio al presidente estadounidense, el comité noruego está planteando la posibilidad al mandatario de que reflexione sobre la guerra, las invasiones y, en el caso colombiano, la colocación de bases militares para una supuesta lucha contra el narcotráfico, lo cual piensa que “regionalizará” el conflicto en toda Suramérica y reiteró su reclamo para que sea restituido en la presidencia de Honduras, Manuel Zelaya, derrocado el pasado 28 de junio.

Agregó que el reconocimiento es un incentivo para que Obama cumpla con sus promesas de cambio que hizo durante su campaña electoral.

Respecto a su nominación al Premio Nobel de la Paz, la senadora colombiana Piedad Córdoba consideró importante el hecho de que gracias a esto varias naciones del mundo se interesaron aún más por los conflictos y guerras internas que sufre Colombia.

“Esto le da una escena política muy fuerte que dignifica la lucha de derechos humanos en el país, pero fundamentalmente porque nos da las razones a quienes pensamos que ya estos problemas no se resuelven con más guerra, con bases militares, que no se resuelven con recompensas a quienes delaten a los que pensamos diferente, sino que hay una posibilidad que es el diálogo”, dijo.

Señaló que actualmente en diversos gobiernos de América existe una derecha que no se resigna a aceptar las distintas democracias que han surgido, sobre todo, en Suramérica, con unos gobernantes que se preocupan por la gente y a los que les ha tocado enfrentar las consecuencias del neoliberalismo y dijo que al intentar colaborar con esos gobiernos, su persona se ha ganado “el odio de mucha gente” y piensa que eso también ha servido para llevar su nombre hasta la nominación del premio nobel de la paz.

“Esto no me hará retroceder, las liberaciones que han anunciado las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) dan cuenta del interés que tienen de avanzar hacia una propuesta amplia donde el país y ellos mismos puedan replantear la sociedad colombiana (…) Es más fácil ir con la corriente y no pararse con una posición crítica. Estas situaciones me llevan a mí y a mucha gente a trabajar para que se consiga la paz en el país”, agregó.

En cuanto a la oposición que presenta en sus gestiones políticas, consideró que la gente trata de hacerla retroceder en una decisión clara ante un proyecto que busca beneficiar al pueblo y que se relaciona con el movimiento que lleva el presidente, Hugo Chávez, en Venezuela, a quien le agradeció su generosidad y su profunda amistad, pero afirmó que su lucha seguirá por los cambios que favorezca a los pueblos abandonados por el gobierno actual del presidente Alvaro Uribe.
Finalmente negó que haya desestimado su participación como candidata presidencial en las elecciones generales de marzo de 2010, y dijo que sólo la ha aplazado.

“Yo creo que hay unas decisiones muy importantes que tomar a futuro. Que estamos pensando, reflexionando, yo creo que se están dando momentos propicios para plantear un frente popular que dé cuenta de las necesidades, de las soluciones que requiere el pueblo colombiano. Aspiro a que esta propuesta se pueda llevar a cabo y para tal efecto estamos trabajando con mucho entusiasmo y esperanza porque yo creo que Colombia va a salir de esta horrible noche”, concluyó.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

  • "Si sientes el dolor de los demás como tu dolor, si la injusticia en el cuerpo del oprimido fuere la injusticia que hiere tu propia piel, si la lágrima que cae del rostro desesperado fuere la lágrima que también tú derramas, si el sueño de los desheredados de esta sociedad cruel y sin piedad fuere tu sueño de una tierra prometida, entonces serás un revolucionario, habrás vivido la solidaridad esencial".
  • "Paz en todos los hogares. Paz en la tierra, en los cielos, bajo el mar, sobre los mares." Rafael Alberti.
A %d blogueros les gusta esto: